Tres enfoques que demuestran por qué la comunicación es una palanca imprescindible del cambio social

En un momento en que el mundo sigue trabajando para superar la COVID-19, la primera pandemia del mundo globalizado, y en el que llaman a nuestra puerta otros retos acuciantes a los que debemos enfrentarnos de manera global, como el cambio climático, es importante reflexionar sobre el papel de la comunicación en esos procesos desde diferentes ángulos. Me parecen especialmente interesantes los enfoques de las administraciones públicas, los medios y las agencias de comunicación.

Los medios de comunicación: entre la ética y la guerra de audiencias

El panorama actual de los medios de comunicación es complejo. Venimos de modelos de grupos mediáticos todopoderosos que en los últimos años observan atónitos cómo plataformas de pago y redes sociales se comen gran parte de su pastel de audiencias y les obligan a transformarse y crear sus propias herramientas en estos nuevos terrenos.

La pandemia ha sido para ellos una oportunidad de oro, pero ¿la han sabido aprovechar? Tal vez faltó una reflexión sobre lo que necesitaba realmente la sociedad en las diferentes fases de esa situación para saber acercarse de nuevo a las audiencias

Ahora deberían plantearse cuál debe ser su papel ante los próximos retos. La crisis climática es, sin lugar a dudas, una buena oportunidad para hacerlo. Si saben crear espacios donde informar, formar e impulsar el cambio que el mundo necesita podrán ganar nuevos seguidores y anunciantes.

Las administraciones públicas: sálvese quien pueda

El otro gran actor en la pandemia eran las administraciones públicas. Cuando sucede algo de esta magnitud, los ciudadanos miran a sus dirigentes esperando que sepan cómo actuar para reconducir la situación. Pero nadábamos en aguas desconocidas para todos y las prisas no ayudaron. Hemos visto estrategias muy variadas, centradas, fundamentalmente, en salir bien parados a nivel político.

¿Qué pasa con el cambio climático? Desde luego no es un concepto nuevo ni para los ciudadanos ni para los gobiernos, pero cada vez están más cerca las fechas clave de cumplimiento y hay que emprender acciones que implicarán un cambio social importante.

Acabamos de vivir una de ellas con los cambios en la tarifa de la luz para desplazar el consumo de electricidad de los hogares a horas en las que la industria no necesita tanta energía. ¿Se ha explicado bien?

Dejemos de pensar en votantes o empecemos a pensar en ellos de otra forma. Si hay que tomar las medidas, mejor explicarlas bien. Si conseguimos que la sociedad entienda qué nos jugamos y qué debemos hacer para conseguir los objetivos, habremos ganado, no solo agentes de cambio, sino posiblemente votantes convencidos.

Las agencias de comunicación: Un horizonte nuevo

El mundo que se avecina supone para las agencias de comunicación un horizonte nuevo a explorar y conquistar. ¿Cómo afrontarlo? Con equipos multidisciplinares y generando alianzas con empresas especializadas en diferentes ámbitos. Un modelo que en Metrópolis Comunicación llevamos implantando desde hace años para mantenernos en la vanguardia de la comunicación tras más de 25 años ofreciendo un servicio integral de asesoría estratégica con cercanía y profesionalidad.

Las agencias necesitan estar activas, alerta, y contar con perfiles flexibles, en formación continua y diferentes entre ellos. Cada vez es más difícil llegar de forma global a todos los públicos con un único mensaje. Por eso necesitaremos un equipo en el que haya un especialista en estrategia, un especialista en gabinete de prensa, redes sociales, influencers, relaciones públicas, redacción y posicionamiento web, un buen seguimiento de medios y análisis de impacto, etc. Todos trabajando en equipo, como hacemos en Metrópolis Comunicación, con el objetivo de que cada target reciba el mensaje que les queremos transmitir adaptado a su condición.

Otro de los papeles de las agencias será hacer ver a administraciones públicas, empresas y medios de comunicación qué papel deben jugar en todo este proceso para conseguir el cambio social necesario. Porque si hay una palanca de cambio imprescindible, esa es la comunicación.

Marga Ferrandiz
Consultora de comunicación

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar