inteligencia-artificial

Seguimiento de medios: Un robot nos escucha

El uso de la Inteligencia Artificial (IA) está cada vez más presente en el seguimiento de medios debido a que las empresas especializadas en este ámbito están lidiando con una gran cantidad de contenido y datos. La rapidez con la que se pueden analizar datos y encontrar contenido relevante, convierte a la IA en un elemento de cambio para el monitoreo de medios, ya que abre una gama completamente nueva de flujos de trabajo y opciones de automatización. 

En este sentido, Metrópolis Comunicación, empresa fundada hace 25 años por Santiago Pérez, lleva a cabo diferentes estudios para aplicar esta nueva tecnología al seguimiento de medios y ofrecer el mejor servicio a sus clientes, manteniéndose así a la vanguardia del sector. 

La IA como complemento al trabajo humano

Las empresas como Metrópolis Comunicación, encargadas del monitoreo y escucha de los medios audiovisuales, se enfrentan a grandes retos debido, por un lado, a la importancia cada vez mayor que los clientes otorgan a lo que se dice de ellos y, por otro, al gran número de actores existentes en el universo mediático.

Ante este panorama, la IA se presenta como una herramienta de apoyo muy importante para la gestión de un volumen tan elevado de información. Sin embargo, la también denominada cuarta revolución industrial no debe acabar con el trabajo de los profesionales ‘humanos’. 

Para los seres humanos la palabra es todo: nuestro cerebro está entrenado no sólo para entender su significado, sino también para interpretar y dar sentido a aquello que no tiene una literalidad, como el sarcasmo. Por este motivo, la Inteligencia Artificial no es capaz de seleccionar y destacar por sí misma el contenido más atractivo para el cliente, ávido de conocer qué y cómo se expresan de él, de su actuación o de su marca. 

En el seguimiento de medios audiovisuales, la IA servirá para descartar contenidos y horas de escucha inútiles, simplificando y agilizando el trabajo de los profesionales, pero necesitará de la participación del factor humano para hacer más atractivo, útil y ajustado a las necesidades del cliente este servicio cada vez más demandado por empresas y administraciones. 

Las herramientas de IA aplicadas hasta ahora en la escucha activa de medios ofrecen una transcripción literal, no exentas de errores ortográficos y gramaticales, que necesitan de una revisión ‘humana’. Esta literalidad, falta de sentimiento y ausencia de conocimiento de la realidad política y social, requerirá de una interpretación periodística para hacer a los clips obtenidos más atractivos y útiles para sus destinatarios, primando la calidad de la cobertura frente a la cantidad.

Un mundo nuevo de oportunidades

Las compañías de seguimiento de medios tendrán que incorporar las oportunidades que les ofrece la IA como el reconocimiento de voz y facial, imágenes o vídeos, entre otras. 

Sin embargo, las posibilidades de la Inteligencia Artificial van más allá y los clientes pueden beneficiarse de ellas directamente. Así, a través de una app, como iMetrópolis.es, los usuarios podrán obtener información necesaria e importante para su actividad como por ejemplo cuáles han sido las noticias que han tenido una mayor repercusión en redes sociales, cuáles son las tendencias que encontramos en los medios o cuáles son los influencers del día.

En definitiva, la Inteligencia Artificial ha abierto grandes ventajas para el sector de los medios. La prensa ha experimentado grandes cambios, desde la impresión tradicional a Internet. El último de ellos es la IA, que ofrece la posibilidad de innovar, reinventar y enriquecer nuestras profesiones, pero sin olvidar nunca el factor humano.

Jonathan Brito
Coordinador del Seguimiento de Medios

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar