¿Por qué necesito una adecuada estrategia de comunicación interna en mi empresa?

Quizás esta es una de las primeras dudas que surgen a nuestros clientes cuando les hablamos de implantar o mejorar el Área de Comunicación Interna en su compañía. 

En general, el cuidado de la imagen externa suele centrar la mayor parte de la estrategia de comunicación corporativa de las organizaciones. Sin embargo, se suele prestar menos atención a la comunicación que se realiza de forma interna en la empresa. En algunos casos, esta es inexistente. 

¿Curioso, verdad? Sobre todo, si extrapolamos esta situación a la vida misma… ¿Mostramos verdaderamente una buena imagen de nosotros mismos si solo cuidamos nuestra apariencia? La clave está en encontrar una armonía entre nuestro “físico” y nuestro “interior” para proyectar y demostrar lo mejor de “nuestro producto”.

En comunicación interna, trazar una buena estrategia nos permitirá crear un vínculo de confianza – e, incluso, de aprendizaje mutuo- con nuestros trabajadores. 

Si realizamos una correcta comunicación corporativa hacia nuestro personal, estos podrán conocer mejor – y, sobre todo, de primera mano, sin sesgos- la empresa en la que trabajan. Solo de esta forma podrán transmitir a nuestro público los valores que nos definen como compañía. 

Reflexionemos. ¿Qué me puede aportar centrar todos mis esfuerzos en proyectar una buena imagen de mi empresa, a través de una cuidada relación con los medios de comunicación y con una adecuada estrategia de comunicación externa, si no presto atención a lo que transmito hacia mis propios trabajadores, principales prescriptores de mi marca? ¿Quiénes mejor para hablar mejor de mi empresa u organización? 

En este punto, conviene aclarar que debemos diferenciar, claramente, comunicación interna e información. La información consiste en transmitir mensajes –habitualmente desde el Departamento de Recursos Humanos hacia los trabajadores–, mientras que la comunicación interna requiere una respuesta del receptor, es decir, un feedback entre las dos partes. Esta comunicación debe ser bidireccional para que el trabajador sea parte activa y nuestra estrategia interna funcione. 

Esta retroalimentación permitirá, por un lado, que el equipo sienta que su organización cuenta con ellos y que les hace partícipes del proceso; y, por otro, la empresa también podrá detectar y adelantarse a posibles conflictos que se puedan generar e intentar buscar soluciones anticipadas para evitar una crisis interna. 

En Metrópolis Comunicación, empresa fundada por Santiago Pérez en 1995,  hemos creado una metodología específica, perfectamente adaptable a las circunstancias y singularidades de cada organización, para implantar, de forma global y conjunta, una correcta estrategia de comunicación externa e interna.

¿Hablamos?

Laura Martín
Directora de Comunicación Interna

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar