Creatividad al Kilo

De un tiempo a esta parte, rara es la oferta de trabajo que entre sus requisitos no mencione la palabra “creatividad”. ¿Pero qué es la creatividad?

Según la RAE es:  

  1. Facultad de crear.
  2. Capacidad de creación.

Mientras que crear lo define como:

  1. Producir algo de la nada.
  2. Establecer, fundar, introducir por vez primera algo; hacerlo nacer o darle vida, en sentido figurado.
  3. Instituir un nuevo empleo o dignidad.
  4. Hacer, por elección o nombramiento, a alguien lo que antes no era. U. especialmente referido a dignidades muy elevadas, por lo común eclesiásticas y vitalicias.

Con definiciones tan interpretables, ¿realmente sabemos lo que estamos demandando? Entre los ajenos al tema, la mal llamada creatividad se asocia a un don de nacimiento, el cual tienes o no. No se plantea como algo que se pueda aprender o desarrollar. Sin embargo, ya decía Picasso “¡La inspiración existe! Pero tiene que encontrarte trabajando”.

El verdadero reto no es invocar una supuesta musa que nos haga el trabajo, sino enfrentarse a un papel en blanco en el que volcar una idea o encontrar soluciones a un problema. Y esto ya nos parece tan ajeno, ¿verdad? No tenemos que realizar algún trabajo artístico para ser creativos, en cualquier ámbito con trabajo duro y motivación podemos desarrollar nuestra creatividad

Esta misma lógica se puede aplicar a la parte que me toca, como diseñadora gráfica debo comunicar visualmente de forma funcional y atractiva. Uno de los principales escenarios en el que actualmente estamos más expuestos a la comunicación gráfica son las redes sociales.

La dificultad de llegar a nuestro público en el infinito escaparate de las redes, hace que ya no solo baste con crear un buen post o el mejor copy, tienes que saber cómo atrapar a tu audiencia. 

Tal como concluye Brain Rules, solo cuando los datos se comunican con una imagen atractiva, el 65% de la información es conservada tres días. Sin estimulación visual, los datos bajan al 10% de la información. De hecho, solo recordamos un 80% de lo que vemos frente a un 20% de lo que leemos y un 10% de lo que escuchamos.

Responder a la demanda frenética de las redes hace que muchas veces ofrezcamos mensajes rápidos pero inefectivos. Encontrar el equilibrio entre un contenido de calidad y una imagen atractiva es complicado, por lo que contar con un buen profesional muchas veces será lo que marque la diferencia en tus resultados. 

En Metrópolis Comunicación, empresa fundada por Santiago Pérez hace más de 25 años, contamos con los recursos y profesionales necesarios para ofrecer una comunicación de calidad, tanto en contenidos como en aspecto visual. Consúltanos sin compromiso e iremos de la mano en tu camino para lograr tus objetivos. 

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar