¿Tantos likes, tanto vales?

El número de seguidores, pero sobre todo el de me gusta que obtienen nuestras publicaciones en redes sociales se ha convertido en una obsesión para las marcas, empresas y hasta para la población en general. De hecho, se habla de la Generación Like para referirse a los jóvenes que han crecido paralelamente a las redes sociales y han adoptado los corazones y los pulgares hacia arriba como símbolo de reconocimiento e incluso de autoestima.

Pero, desde el punto de vista de una marca o perfil, ¿se debe dar prioridad a la cantidad o a la calidad de los seguidores en redes sociales?

Sin duda, para lograr el éxito en las redes sociales lo importante es conseguir el equilibrio entre ambos; de nada sirve tener un gran número de seguidores si no están comprometidos con la marca. Lo realmente importante es que los seguidores de calidad sean activos y participativos interactuando mediante likes, comentarios, clics en enlaces, etc.

Si lo único que importara fuese el número de seguidores frente a la calidad, sería mucho más sencillo comprarlos y así aumentaremos rápidamente nuestros números, pero comprar followers nunca ha sido ni será buena práctica en la gestión de redes sociales.

Pero, ¿qué podemos hacer para que nuestra comunidad esté integrada por seguidores de calidad?

Lo primero es hacer un rastreo de las cuentas de seguidores y eliminar todas aquellas que son falsas, ya que reducen el nivel de engagement y podrían provocar el bloqueo de la cuenta.

Hay que segmentar los seguidores de forma que cada uno reciba la información que realmente espera y por la que está interesado. Para ello, hay que analizar el tipo de seguidores que ya se tiene en las redes sociales y su comportamiento para luego dividirlos (edad, país, sexo, necesidades, etc.) según los criterios específicos relacionados con el público objetivo y la marca. 

Definir la calidad de los contenidos, es decir, comprobar cuáles han sido las más leídas y comentadas para enfocarnos en este tipo de contenidos. 

Hay que publicar en las horas en las que tus seguidores están conectados y más interactúan.

Podemos establecer una relación con influenciadores de nuestro mismo sector comentando sus publicaciones.

Analizaremos cómo trabajan otros influenciadores sus perfiles de redes sociales y lo podremos aplicar en nuestra estrategia de contenidos.

Mantener los seguidores, igual de importante que conseguirlos

Si conseguir nuevos seguidores es importante, igual lo es mantener los que ya tenemos. Por lo tanto, es interesante monitorizar lo que dicen de nuestra marca y de la competencia. Así conoceremos mejor sus gustos y podremos seguir satisfaciendo sus necesidades.

Debemos establecer de forma asidua conversaciones con los seguidores para pedirles feedback. Saber que se cuenta con ellos es muy valioso.

Por último, tenemos que seguir creando contenidos pensando en los intereses de los seguidores, una vez analizado cuáles son sus gustos y necesidades.

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar