popart

El arte de comunicar

Cuando hablamos de oratoria a muchos de nosotros se nos viene a la cabeza la imagen de un político, para quienes la técnica de saber comunicar es una herramienta sumamente necesaria que, en la mayoría de las ocasiones, no se tiene, sino que se adquiere. Sin embargo, hoy en día, conseguir transmitir ideas, sentimientos o propuestas de manera adecuada no sólo es un factor determinante en el ámbito de la política, sino que también es un elemento clave para garantizar el éxito de cualquier proyecto profesional.

Cada vez son más los que piensan que en comunicación la actitud es la respuesta, no tanto el conocimiento. Una actitud que incluye diversos aspectos, como el tono de voz, la postura, el control del tiempo, el vocabulario, los gestos, la mirada, el uso de las manos… Todo cuenta a la hora de exponer una idea o proyecto y captar la atención, todo es importante para cumplir el objetivo de que el destinatario reciba nuestro mensaje tal y como queremos expresarlo. Dicho de otra forma, la manera en la que se trasmite una idea pesa igual y, en ocasiones, incluso más que el propio contenido del discurso.

Por eso resulta cuanto menos curioso que los colegios españoles sigan sin incluir en el programa de educación la oratoria. Tampoco en estudios universitarios existe una asignatura para expresarse adecuadamente en público, a pesar de que la habilidad de comunicar se ha convertido con el tiempo en una cualidad fundamental para garantizar el éxito profesional.

De hecho, son muchos los expertos que opinan que hablar bien en público facilita el rendimiento escolar y contribuye positivamente al desarrollo personal y profesional de los alumnos.

Así que ya saben, la comunicación amplia las oportunidades de éxito. Por eso es importante que la practiquemos y aprendamos a transmitir aquello que queremos. Les dejo un artículo publicado en el periódico El País en el que se ofrecen algunos buenos consejos para empezar.

http://economia.elpais.com/economia/2015/01/15/actualidad/1421334018_476553.html

7 Claves para hablar bien en público

  1. Gestionar el tiempo. ¿Cuánto tiempo vamos a estar hablando? Esto es lo primero que debemos saber antes de planificar nuestro discurso. Se recomienda terminar antes de la hora pactada, nunca sobrepasarse. Hay que tener claro que lo importante no es contar todo sino contar lo más interesante.
  2. Analizar tu auditorio en dos sentidos Lo primero: no es lo mismo hablar ante universitarios que ante empresarios. Conocer el perfil de los asistentes a la ponencia varía el enfoque de la alocución y nos ayuda a estar preparados ante posibles preguntas. Segundo: conocer el lugar. ¿Hace frío hace, hace calor?, ¿tengo micrófono de mano o hablaré a viva voz?, ¿las sillas de los asistentes son cómodas o incómodas, ¿hay Wifi o no?
  3. Hablar con entusiasmo. El 80% del éxito de una buena charla es nuestra actitud. Sonreír, subir y bajar el tono, mostrar énfasis, mover las manos… El público recordará lo que el orador les hizo sentir. La memoria está enfocada a las sensaciones.
  4. ¿Qué tengo que llevar?El material tiene que ser un complemento. Es bueno poner vídeos y fotos. Las imágenes, al igual que las historias propias y las anécdotas, siempre se recuerdan mejor. Nota importante: todos los estudios afirman que a los 15 o 20 minutos el público desconecta. Ahí, por tanto, sería bueno introducir el material audiovisual.
  5. Mensaje directo. Arrancar con el “bueno pues” se considera casi un atentado en la oratoria. A la hora de plantear un discurso, con independencia de la duración, hay tres conceptos: anticipo la idea de mi mensaje, la desarrollo y la recapitulo. El público tiene que entender que hay un beneficio en escucharte.
  6. ¿Moverse o no moverse?Es muy importante el movimiento. No hay que estar sentado pero tampoco bailando. Con naturalidad, con dinamismo, sin pasarse y sin extremos. No hay un estilo específico ni un comunicador ideal. En función del tema, modelo, o público todo cambia.
  7. Preparar y practicar, preparar y practicar. A comunicar se aprende comunicando. Y así se gana naturalidad, convicción, credibilidad y confianza.
Verónica Pérez
Directora de Operaciones y Coordinación Territorial

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar