El reciclaje, fundamental también en las redes sociales

¿Alguna vez has oído hablar de reciclar contenido en redes sociales? Se trata de una técnica de Marketing de contenidos que consiste, fundamentalmente, en reutilizar contenido propio y de calidad transformándolo en otros formatos de consumo digital, difundiéndolos en otros canales, o dándole un giro al original. Sea como sea, aunque no se trate de uno de los métodos más conocidos, si es uno de los mejores para aumentar el impacto y el alcance de las publicaciones. 

Por ejemplo, no es lo mismo 12 herramientas para editar imágenes de manera online, que ¿Conoces estos recursos para editar imágenes sin descargar programas?, ambos hacen referencia a una misma publicación, pero utilizan un titular diferente. 

Esta práctica, ideal para quienes escasean de tiempo para generar constantemente contenido nuevo, sirve para dar una segunda oportunidad a aquellas publicaciones que no consiguieron la repercusión deseada o, por el contrario, a las que sí la tuvieron y quieren volver a tener la misma respuesta.

Sin embargo, cualquier contenido no es válido para desarrollarla. Antes de hacerlo debes preguntarte si la publicación que tienes en mente es lo suficientemente relevante como para volverla a publicar, así como si está actualizada con las nuevas tendencias que surgen (cada vez más rápido) en los social media. Prueba de esto es la aparición de vídeos en directo, las historias y los recientes Reels en Instagram, funcionalidades que han ido apareciendo en los últimos años y que, a su vez, facilitan la reinvención de los contenidos

Vida efímera

Uno de los aspectos a tener en cuenta es que la vida útil de las publicaciones es diferente según el canal en el que se difundan. Si ordenamos de manera ascendente, Twitter tiene la vida más efímeras de todos, y es que esta oscila entre los cinco y los 25 minutos. En segundo lugar, Facebook las mantiene cinco horas, mientras que Instagram alcanza las 24 horas. 

Por su parte, los canales de difusión digital en los que el contenido perdura más son LinkedIn, YouTube, Pinterest y los blogs, alcanzando una vida útil de una semana, 20 días, unos meses, y un par de años (si se trabaja bien el SEO), respectivamente. Precisamente por esto, es hora de jugar con diferentes formatos y tipos de contenidos para no tratar como si fuera ‘de usar y tirar’ el tiempo empleado en el diseño y desarrollo en tu planificación de redes.

Además, ten siempre presente que lo que no se planifica no existe. Una marca no puede sustentar su estrategia digital en la improvisación del día a día, sino que debe de contar con un calendario editorial que le marque la temática y los pasos a seguir. Además, sirve para que la difusión esté estratégicamente definida, aporte valor y no resulte repetitiva.

Para conseguir llevar a cabo esta técnica (y cualquiera que tenga que ver con publicaciones para redes sociales) no debemos olvidar la importancia de que el contenido que elaboremos sea multicanal, sin caer en el error de pensar que esto se traduce en publicar en todos los perfiles el mismo contenido y con el mismo formato, ya que lo que quiere decir es que este se amolda a cualquiera de los canales de difusión de la marca respetando las necesidades y preferencias de nuestro público objetivo, jugando con nuevos medios y formas de presentarlo. 

Una publicación y once maneras de difundirla

Supongamos que hablamos de la estrategia de contenidos para un Personal Trainer llamado Juan, quien hace un año publicó un blog sobre la importancia de realizar un calentamiento previo a la práctica deportiva. El reciclaje de esta publicación podría quedar de la siguiente manera:

Juan actualiza la información del primer blog añadiendo más contenido. Seguidamente, comparte en Twitter un breve copy introductorio junto al enlace al blog. En Facebook e Instagram comparte una galería de creatividades en las que muestran los datos más interesantes de la entrada, así como las lesiones más frecuentes.

Asimismo, en Facebook Story anuncia que se ha publicado un nuevo post que puede ser de interés para sus seguidores y seguidoras, mientras que en Instagram Reels sube un vídeo en el que enseña cómo realizar un calentamiento previo de forma correcta. Para Pinterest decide extraer los puntos claves del artículo y convertirlo en una infografía.

Para LinkedIn copió el párrafo introductorio del blog e invita a continuar la lectura en la web añadiendo el enlace. Llegados a este punto, Juan decidió volcar el texto de la publicación en un PowerPoint y subirlo a Slideshare, una de las plataformas más conocidas para subir y compartir documentos de interés. 

Aprovechando el punto anterior, Juan graba un vídeo de YouTube que, a su vez, añade en el blog actualizado para hablar de la importancia de calentar antes de los entrenamientos y los riesgos que supone no hacerlo, para lo que emplea un registro más cercano. Finalmente, utiliza el audio del vídeo para hacer un podcast, un formato que cada vez está más en auge. 

¿Te has dado cuenta de cómo se han conectado los social media con un mismo contenido y diez formatos diferentes? Te invito a leer las tendencias de comunicación digital para este 2021 para que empieces a desarrollar tu estrategia de comunicación en social media. 

Si necesitas ayuda, en Metrópolis Comunicación, empresa fundada por Santiago Pérez hace más de 25 años, contamos con los recursos y profesionales necesarios para ofrecer una comunicación de calidad, tanto en contenidos como en aspecto visual. Consúltanos sin compromiso para elaborar de manera conjunta una estrategia infalible para tus redes sociales. 

Andrea Marrero
Consultora de Comunicación

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar