La revolución que empezó un día de noviembre

Cumplimos 25 años. El próximo mes de noviembre, en Metrópolis Comunicación, soplaremos las velas para celebrar que llegamos a un cuarto de siglo. 25 años que han supuesto una revolución a todos los niveles y en los que el mundo ha cambiado radicalmente. También el mundo de la comunicación

Desde Metrópolis Comunicación, hemos sido parte de esa evolución. Y hemos sido partícipes de ella. 

Muchas veces, sobre todo cuando todo el equipo se reúne en nuestro encuentro  anual,  recordamos los inicios de esta aventura, iniciada en 1995 por Santiago Pérez y a la que pronto se sumó David Castro, ahora responsable del área de Diseño. 

Después nos hemos sumado más.  

Algunas de las personas que han sido parte de la empresa han seguido su camino profesional fuera de Metrópolis, otras seguimos formando parte del equipo, aportando nuestra experiencia y, muy importante, aprendiendo de colegas más jóvenes, nativos digitales.

Echar la vista atrás da vértigo. Vértigo porque al repasar la historia de Metrópolis nos damos cuenta de que hemos sido partícipes de una de las etapas más decisivas en la historia de los medios de comunicación y, por supuesto, de la forma de comunicar

Han sido 25 años de r(evolución) de nuestros procesos, tecnologías y del equipo humano.  

Del teléfono fijo y el fax a la primera blackberry que compartíamos cuando teníamos que cubrir algún acto fuera de la oficina.

De las fotos escaneadas para enviar a los medios a nuestra primera cámara digital, una Panasonic que funcionaba con pilas AA.

Los radiocassettes grabando las radios y las cintas a las que teníamos que darle la vuelta cada 45 minutos para pasar unas cuantas reseñas al día a través de nuestro primer correo electrónico.

Las cintas VHS con las que grabábamos las cadenas de televisión para hacer, como máximo, tres o cuatro cortes de tele a la semana (ahora hacemos más de 500). 

Las grabadoras también de cinta.

Los madrugones para poder comprar los periódicos en el primer kiosko que abría antes de las seis de la mañana porque luego nos quedaba seleccionar las noticias y fotocopiarlas o escanearlas una a una. 

Los inventos caseros para que los cortes de televisión pudieran verse en los primeros teléfonos móviles con 3G, antes incluso de que existieran los smartphones.

Y así un sinfín de cambios, de vivencias y de anécdotas personales y profesionales, que forman ya parte del libro de historia de Metrópolis.

Nueva imagen corporativa

Durante todo este tiempo nuestra nueva imagen corporativa ha experimentado pequeños cambios. Pero ahora, con motivo de nuestro aniversario, hemos decidido hacer un cambio mucho más evidente y hemos empezado por el logotipo. 

Esta fue nuestra primera marca: 


Aunque pronto nos dimos cuenta que era mucho más operativo cambiar el color por el negro y un azul puro, los más utilizados en aquel momento por las administraciones públicas y, por tanto, el que tenía mayor disponibilidad en las imprentas. 

Estrenábamos un logotipo pensado para impresión. Como curiosidad, llamamos la atención sobre el cumplimiento de aquella recomendación de la RAE según la cual no se acentuaban las mayúsculas.

Más de 20 años después, todo, tanto dentro como fuera del ámbito de la comunicación, absolutamente todo, se hace desde la perspectiva de lo digital. Nuestra nueva imagen corporativa no podía mantenerse al margen:

Como ves, ahora eliminamos de nuestra paleta de color el negro «puro» y adaptamos un color azul claro que intentará aportar algunos de los nuevos valores que queremos construir con esta nueva marca, modernidad, cercanía y luminosidad, adaptada a las nuevas tendencias y, sobre todo, a lo digital.

Y hemos querido acentuar el cambio:

Un cambio que aún no damos por finalizado. Estamos preparando una importante noticia para nuestra clientela que afecta a uno de los productos de Metrópolis Comunicación más demandado.

Seguimos informando…del mismo modo que hemos venido haciendo en estos 25 años.

David Rodríguez
Creativo publicitario

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar