El poder de la imagen (y lo que dice de ti una fotografía mal hecha)

A la hora de comunicar, si lo hacemos, hagámoslo bien.  

Esta premisa que parece obvia, no lo es tanto si tenemos en cuenta que a la hora de transmitir información y proyectarla hacia el target adecuado en los canales precisos, ésta no debe descuidar la calidad de los recursos y documentos gráficos que se emplean para reforzar nuestro mensaje. 

En cualquier ámbito de la comunicación, los soportes audiovisuales son elementos claves en la estrategia de difusión, sustentando de forma sólida la proyección de cualquier tipo de marca o cliente, tanto en campañas informativas como de márquetin. 

Este aspecto debe cuidarse con mimo desde las agencias de comunicación ya que una fotografía, vídeo o creatividad que no reúna unos mínimos criterios de calidad podrá echar por tierra cualquier discurso, lanzamiento de producto, presentación de un servicio o evento, especialmente en estos momentos en los que los medios sociales viralizan todo tipo de contenidos en cuestión de minutos. 

Un ejemplo muy claro de cómo la elección de una imagen puede distorsionar por completo nuestro mensaje o la narración de una historia, la encontramos aquí, tal y como nos describe el periódico La Voz de Asturias. En su información se explica  cómo una fotografía tomada desde perspectivas diferentes genera confusión por un gesto del Príncipe Guillermo de Inglaterra a la salida del hospital St. Mary’s el día en el que nacía su tercer hijo, y que se interpretó como “una peineta” que no existió.

 

En Metrópolis Comunicación, consultoría de comunicación fundada hace 25 años por Santiago Pérez, somos conscientes de la importancia de la imagen y del sector audiovisual como una herramienta fundamental en la comunicación 360, contando para ello con un equipo de profesionales cualificados tanto para el ámbito fotográfico como para el diseño publicitario, y dar así respuesta a las necesidades de todo tipo de clientes. 

Por ello, siempre se recomienda a la hora de contratar un servicio de comunicación, solicitar que éste disponga de soporte técnico para la realización de material fotográfico acorde a los requerimientos del cliente, tanto para objetivos informativos como publicitarios. 

No obstante, los asesores de comunicación tienen entre sus diversas funciones cuidar este tipo de detalles en los materiales y contenidos a trabajar para cada cuenta, como prestar atención a la composición y elementos de las imágenes. 

Tips para una imagen cuidada

En este sentido, y de forma general, todo material gráfico debe tener en cuenta los siguientes tips, de manera que las imágenes que acompañen las informaciones aporten valor a nuestro mensaje y así evitar elementos discordantes, inadecuados o vacuos.  

  1. En tiempos de COVID-19, las imágenes deben reflejar que se cumplen las medidas de seguridad: uso de mascarilla, distancia social y aforo controlado de asistentes. 
  2. Las fotografías utilizadas deben contextualizar el momento captado: entorno, personas y espacio, o en su defecto, recurrir a imágenes cuyo significado reflejen o sean fácilmente identificables o asociables al mensaje que se desea transmitir. 
  1. Cuidar la estética del momento: en el caso de retratos de personas prestar atención a gestos, miradas o cualquier detalle que pueda estar “fuera de lugar”.
  1. Eliminar publicidad gratuita, siempre que no formen parte del contenido o campaña a desarrollar (un ejemplo concreto pueden ser las botellas de agua en diferentes mesas donde se observa la marca del líquido).
  1. Las imágenes deben ser tratadas de forma realista y evitar retoques no permitidos, diferentes a los “filtros” que por motivos estéticos pueden utilizarse en RRSS.
  1. Cada momento tiene un tipo de fotografía y recurso gráfico. Seleccionar adecuadamente la mejor instantánea forma parte de la labor de asesoramiento en comunicación. 
Sonia Rodríguez
Consultora de Comunicación

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar