Clickbait: ¿generador de visitas o tumba de la credibilidad?

La sociedad actual no es un terreno fácil para los medios de comunicación. La competencia es feroz, la velocidad y voracidad con la que consumimos información, difícil de mantener y a esto se suman las redes sociales y tendencias que someten a los medios de comunicación a una presión complicada. Si a eso le sumamos los cambios en la forma en que consumimos la información, tenemos un escenario sumamente complejo.

Internet se ha convertido en un campo de batalla en el que los medios pugnan por conseguir visitas y visualizaciones y el clickbait es una de las herramientas más efectivas para ganar la batalla, pero como consumidores y generadores de información debemos plantearnos si todo vale.

¿Qué es el clickbait?

Según wikipedia, el clickbait es “un neologismo en inglés usado de forma peyorativa para describir a los contenidos en internet que apuntan a generar ingresos publicitarios usando titulares y miniaturas de maneras sensacionalistas y engañosas para atraer la mayor proporción de clics posibles”. Pero, desde un punto de vista más marketiniano, y despojando al término de adornos, podríamos decir que se trata de una técnica que tiene el objetivo de conseguir visitas a nuestra web.

¿Por qué entonces su acepción negativa? Posiblemente por el mal uso y el abuso que estamos viendo. En la actualidad asomarse al feed de prácticamente cualquier digital produce una mezcla de sensaciones, especialmente cuando desciendes en el mismo y empiezas a encontrar noticias que no casan con la supuesta seriedad del medio que estás visitando.

Entonces ¿por qué se sigue utilizando lo que es clickbait?

Esencialmente, y pese a la pobre experiencia de usuario, es imposible negar que un titular clickbait contribuye al aumento del tráfico web (aunque los usuarios abandonen el sitio enseguida, al darse cuenta que el artículo no es lo que esperaban). Esta cantidad de tráfico, les genera a estos portales un aumento de ingresos por publicidad, así que ahí es donde reside el negocio…en teoría.

Sin embargo, esta práctica se está volviendo peligrosa, porque Google está dando mayor importancia al contenido de valor de una marca. Si el buscador observa que en tu página entran muchos usuarios, pero pocos se quedan más de unos segundos o no interactúan con tu plataforma, aumentará tu porcentaje de rebote (y, eso no es bueno para la visibilización de tu marca).El buscador quiere contenido de calidad para los usuarios. Por lo que, a la larga, una estrategia de clickbait tendrá repercusiones negativas en la reputación.

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar