BLOG_bob

Claves para ser un buen dircom. El decálogo definitivo que estabas esperando

Si crees que en una entrada de blog de poco más de un folio (escrito mientras tengo por delante casi una hora de espera dentro de un coche), vas a encontrar la receta definitiva para convertir a cualquier comunicador en el perfecto director de comunicación, será mejor que no sigas leyendo. Si buscas en Internet la expresión ‘Cómo ser un buen dircom’, encontrarás miles de entradas sobre el tema. Lo he buscado, sí. Blog-bob01He encontrado aproximadamente 155.000 artículos, cifra que, por cierto, se aproxima mucho a la que resultaría si consultases ‘Cómo hacer una buena tarta de Bob Esponja’. ¿Alguien cree que siguiendo cualquiera de las recetas para hacer esta tarta conseguiría un postre perfecto? No, ¿verdad? Pues lo mismo ocurre con un dircom. Podemos hablar de capacidad de liderazgo, esfuerzo, tener paciencia, ser un estratega, resolutivo o tener conocimiento del cliente, formación adecuada, experiencia y defenderse con las nuevas tecnologías. Incluso he leído en algún sitio que el dircom perfecto debe tener más de 40 años. Que se lo digan a Dan Pieffer, quien con solo 34 años se convirtió en el director de comunicación de Barack Obama en el año 2009.
En resumen, nada muy distinto de lo que ocurre con cualquier otro oficio o profesión que se nos ocurra. Así que creo que no existe la fórmula magistral.
Si esperas encontrar un listado de todos los ingredientes que tienes que mezclar en una batidora para cocinar a un dircom, no lo vas a tener fácil. Sin embargo, sí creo que hay un ingrediente que no puede faltar: el sentido común. Sin duda, es la cualidad que te ayudará en muchas ocasiones a evitar una crisis de comunicación o a enfrentarte a ella, ya sea grande o pequeña. Nada distinto de lo que nos puede ocurrir en cualquier ámbito de nuestra vida. También es importante saber escuchar. A los que ocupan un puesto superior en la organización, pero también a quienes están por debajo. Nunca sabes quién te puede aportar la clave para resolver una situación que requiera una acción de comunicación. Y ser humilde. Alguien me decía el otro día que ser humilde abre muchas puertas. No sabemos en qué momento los derroteros profesionales nos pueden llevar al otro lado de la comunicación.
Verónica Pérez
Directora de Operaciones y Coordinación Territorial

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copiar